miércoles, 24 de febrero de 2016

jueves, 18 de febrero de 2016

La Cartera de la Dama - Libro de Artista

La Cartera de la Dama - Libro de Artista 

La Cartera de la Dama, es un libro de artista que rinde homenaje a la mujeres de mi familia.

En el siguiente enlace pueden ver las imágenes y el texto que acompaña a la obra.




lunes, 15 de febrero de 2016

La Cartera de la Dama - Argentina

La Cartera de la Dama - Argentina 

La serie La Cartera de la Dama, participa de la 2da Bienal Internacional de Miniprint - Laguna Paiva - Argentina.

En el siguiente enlace pueden ver las obras y los detalles de cada una:





lunes, 8 de febrero de 2016

Vamos que es Carnaval

Vamos que es carnaval

"Vamos que es carnaval, decía mi Madre"

Hacía poco que nos habíamos mudado a la casa de mi Abuela, en el Pasaje Echeverría 5525 (Villa Real, CABA) y llegó el carnaval, yo seguía extrañando la casa donde vivíamos en Alpatacal 644 (Parque San Martín, Merlo, Buenos Aires), era una casa con habitaciones grandes, yo tenía la mía y era gigante, claro para una nena de 6 años y medio todo es gigante, además la casa tenía un terreno de 40 metros, con arboles frutales y un gallinero,  yo tenía a mis amigos con quienes salía a jugar por la tarde, Marina, Tony, Andreina, Beto y Omar, con Beto éramos muy compinches así que este carnaval, me ponía triste,  me costaba adaptarme al barrio y a los chicos del barrio, hacer nuevas amistades no era lo mío, además era la ciudad, si bien la calle todavía era de tierra cuando vine a vivir, la ciudad hacía parecer a todos como que tenían otros códigos.

A Mamá le encantaba el carnaval y ver las comparsas, en el corso de Beiro y Lope de Vega, es más las murgas dejaban sus micros estacionados en el barrio, a veces en la cuadra y nosotros los veíamos bajar e ir al corso, eran tiempos donde todavía nos sentábamos en la vereda en las noches de verano, así que Mamá me arrastraba al corso, por las noches, el cual yo padecía, por el nivel de agresión que había, los chicos y los adultos te tiraban esas espumas insoportables en los ojos, el agua con perfume a no se que, o te pegaban con algún elemento que era común en esos tiempos, no entendía eso, pero bueno, Mamá lo disfrutaba, sólo me divertía cuando subían al escenario las murgas, la gran mayoría estaban compuesta por mujeres y hombres adultos, no se veían chicos, como vemos hoy en las murgas barriales, recuerdo que ahí vi por primera vez, una comparsa sólo de hombres vestidos de mujer, así supe que era un travesti, esa fue la comparsa más divertida de esa noche.

Yo seguía sin hacer amigos, para jugar por las tardes al carnaval, como jugar en una casa ¿donde no había lugar para esconderse?, todo era tapias altas, patios de baldosas y cemento, el pequeño jardín de casa, ahí mi abuela tenía sus plantas, así que imposible, en la otra casa, estaban las tapias bajas, lo parques te metías en la casa de uno y otro y no importaba, acá no podías hacerlo, ¿donde esconderse?.

Con los años, sólo con los años, cuando crecí me hice algo amiga del carnaval, quizás porque íbamos en barra, a los bailes de carnaval que se hacían en el Club La Madrid, en Devoto, el que está a una cuadra de la Cárcel y todos nos juntábamos por la tarde a jugar entre nosotros, en la cuadra del pasaje que era la menos transitada por los autos, sólo parábamos cuando ya, nos quedamos sin las bombitas de agua y debíamos volver a llenar, o cuando pasaba el patrullero y el carnaval estaba prohibido, por la junta militar de esos tiempos, nosotros todos mojados, nos sentábamos en el cordón de la vereda a las tres de la tarde, como si nada, sólo nos miraban y seguían, sabíamos que volverían a pasar así que estábamos atentos, creo que cuando comprobaban que sólo éramos adolescentes que jugábamos entre nosotros, no volvían a hacerlo.

Después me mude a Villa Raffo, Tres de Febrero, Buenos Aires, a pocas de donde me críe, crecí y el Carnaval se volvió un recuerdo lejano, que a pesar de los feriados de carnaval de los últimos años, sigo descubriendo que los chicos no juegan, a los corsos, por supuesto que no voy.

Vamos que es carnaval y nos tomamos unas pequeñas vacaciones de la rutina diaria.

Stella Maris Leone Geraci

Artista Plástica, Fotógrafa, Escritora


IV - Poesía

IV - Poesía

Se puede leer en el siguiente enlace: 



sábado, 6 de febrero de 2016

Somos dos lados de un mismo ser

Somos dos lados de un mismo ser

Cuando diseñe mi logo, pensé dos figuras una frente a otra, en blanco y  en negro, la imagen es la de un Ángel que se mira así mismo, pensé en el dos como la dualidad de mi misma.

Todos nosotros tenemos un lado oscuro y un lado de luz, algunos trabajan y mucho para que su lado de luz sea poderoso, que siempre este presente, en mi caso, desde muy joven aprendí que debía hacerme amiga de mi lado oscuro, hacer que salga a la luz, que brillará, creciera, de esa manera no sería tan poderoso, en los momentos de profundo dolor, mi lado oscuro ocupaba todo, así que decidí no combatirlo, lo deje, cuando mi lado oscuro supo que no ganaría la batalla, fue ahí que mi lado de luz, empezó a florecer.

Después del 2010, donde un tema personal hizo que mi lado oscuro predominara por un tiempo, decidí trabajar en la meditación de forma más intensa el tema, para poder equilibrar mis energías y es, cuando me encuentro con la energía del Arcángel Sandalfon, que habla de esta dualidad, de las energías masculinas y femeninas, como perdonarme, para que naciera mi propia Diosa, fue así que me llevó a trabajar y conocer la energía del Arcángel Madre Sofía (conocida también como la Diosa de la Sabiduría), que habla de la dimensión más allá del tiempo y del espacio, como conectarse con una misma, para poder sanar nuestro ser.

No podemos negar que somos dos lados de un mismo ser, el mismo Arcángel Metatrón nos ayuda en la meditación a equilibrar nuestras polaridades masculinas y femeninas, nuestro lado oscuro y nuestro lado de luz, nuestros lados deben estar en equilibrio, ese el gran secreto, no podemos anular un lado, podemos decidir si queremos ser sólo seres oscuros o seres de luz, como los maestros blancos o los maestros negros, quienes deciden estar sólo de un lado, también sabemos que el poder de su fuerza, sólo se sustenta cuando toman la energía del opuesto, se alimentan de esa energía para poder seguir adelante.

Tenemos muchos ejemplos donde las dos energías buscan el equilibrio, en el tarot la carta del Arcano Mayor El Loco, nos habla del equilibrio constante que hace entre un lado y otro, el Rey Salomón quien buscó el equilibrio entre las dos mujeres que se atribuían la maternidad del bebe, cuando decide partir al medio al niño y la verdadera madre dice que no, para no sacrificar a su hijo, las energías en el Feng Shui, Ying y Yang, bien y mal, amor y odio, vida y muerte, la incesante búsqueda del alma gemela, la misma que Zeus partió al medio y separó en distintos lugares del planeta, por miedo a los mortales y nosotros vagamos por el mundo hasta encontrarla, el mismo Eros (Dios del Amor), tiene en su hermano Anteros (el vengador del amor no correspondido).

Por estos motivos, me pareció importante que mi imagen fuera el reflejo de ese equilibrio constante en el que trabajo a diario en cada meditación, a veces lo logro a veces no, pocos son los que logran el equilibrio perfecto y esos son los grandes seres espirituales que caminaron por este planeta, el resto, sólo, somos aprendices.


Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica, Fotógrafa, Escritora





martes, 2 de febrero de 2016

De la serie Hombres al Desnudo

De la serie Hombres al Desnudo

La obra y el texto fueron seleccionados para participar de Artistas en Red, Tucumán, Argentina.

Pueden leer el texto en el siguiente enlace



Collage, fotomontaje, chiné colle, xilografia, sobre papel de algodón realizado a mano.
Medidas 20 x 20 cm
Ejemplar único.
Año 2015